Skip to content Skip to footer

“Tecnología, reflexiones del mar” Laura Chicurel

Publicado originalmente en el Diario Financiero 31.01.2022

Cuando la vorágine se calma y vienen aquellos añorados espacios de silencio, principalmente luego de un año marcado por intensidades de toda índole, se abre el espacio para la reflexión. Una de esas reflexiones para mi tuvo espacio en el maravilloso mar, aquel que siempre está en movimiento, con un insaciable bailar de imprevistos, olas que no cesan de desafiar y corrientes que te obligan a permanecer en equilibrio. Y cuando eres ávido a permanecer en el mar, capeando la mayor cantidad de olas, es imposible no dejarse absorber por el sentimiento de que eso no es sino la realidad que vivimos todos los que nos encontramos insertos en el mundo de la tecnología y la innovación.

Es que aquellos que logran capear las olas, sin sufrir las consecuencias de un fuerte estallido y estremezón en el cuerpo, son los ágiles, aquellos que logran anticipar su velocidad y con la intuición necesaria para predecir de alguna forma el punto de encuentro o colisión. Aquellos que pueden tomar decisiones inmediatas, de si correr a abordarla, tomar distancia o esperar, sin dejar de estar consciente que las próximas tampoco cesarán. Sin tregua.

Los que no son capaces de visualizar, intuir, predecir, y actuar con la velocidad que se requiere sólo podrán recibir el estremezón, arrojándolos lejos, para salir desconcertados y abriendo después recién los ojos para reconocer su nueva posición (o falta de).

Volcándonos al mundo de la tecnologías, en esta nueva ola digital de la 4ta revolución industrial el mundo ha pasado del internet de las cosas al “Internet de todo”, ya que dentro del tejido digital, todo produce, utiliza y transmite información. Y en el contexto de las organizaciones, cualquier proceso manual puede ser sustituido por la automatización de la transformación digital.

Sin embargo, añadir software a un proceso obsoleto no es digitalizar la empresa, y al mismo tiempo, dar el paso a los nuevos métodos de gestión empresarial requeridos no es tarea fácil e impone la necesidad de adaptarse a las nuevas realidades que han surgido de la mano de esta digitalización.

En este contexto, seguimos hablando de supervivencia, porque aquellos que no se adapten quedarán rezagados, o mejor dicho los arrasará la ola.

Al mismo tiempo, así como muchos recién se encuentran asimilando los efectos y exigencias de cambio para adaptarse a la 4ta revolución tecnológica, ya se comienza a vislumbrar la 5ta revolución. Aquella plasmada de máquinas inteligentes, inteligencia artificial y mundos en idioma Metaverso. Es el futuro, lo que se acerca, y no podemos dejar de aprender, ágilmente, intuyendo el futuro para comenzar a vislumbrar cómo amenazará a nuestras organizaciones, o visto de otra manera, las tremendas oportunidades que esta presenta.

De aquí nace la amenaza que presentan las Startups de hoy a las grandes empresas: Ellas si tienen la agilidad para moverse y tomar acciones rápidas cuando se presentan oportunidades, desafiando a las grandes empresas, muy lentas en asimilarlas o poco preparadas para abordarlas, y la resiliencia, ya que se atreven a estrellarse contra las rocas, porque saben que lo peor que les puede pasar es volver a comenzar de vuelta en el mar.

Dejar un comentario