Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

El desafío de desafiar… una oportunidad de ecosistema

En un mundo cada vez más inserto en una economía digital que impulsa un acelerado desarrollo hacia la transformación digital de sus procesos y líneas de servicios, hemos llegado a un escenario donde la sociedad en general, y las empresas en particular deben coexistir con desafíos cada vez más numerosos y complejos tornándose en un escenario cada vez más común y desafiante, cualquiera sea el tipo y tamaño de organización.

Un desafío en sí mismo representa un obstáculo a superar, pero el cómo se enfrente dependerá de múltiples variables, tales como el grado de madurez organizacional de la empresa, su cultura organizacional, liderazgo interno, capacidad creativa de sus colaboradores, redes externas y alianzas, entre otros. Sin embargo,  lo concreto es que los desafíos se han ido acentuando y multiplicando como parte de nuestro día a día, teniendo la peculiaridad de ser estratégicos dada su capacidad de señalar aquellos espacios de mejora que requieren ser identificados para abordarlos como problemas a resolver, y sin duda, ser capaces de evidenciar una serie de oportunidades que enfrentarlas supone permitir alcanzar ventajas competitivas e impactos positivos para la empresa corporativa, pero también clientes, proveedores, partners, colaboradores, inversionistas y startups, que en su conjunto, dan lugar a un ecosistema que guiado por la Innovación abierta como puente de comunicación ha logrado sustentar un proceso irrenunciable de transformación digital global, incluso en nuestras mentes y cultura.

En particular, las empresas corporativas se asoman como una real oportunidad de dar sentido a los aspectos colaborativos y de conexión entre diferentes actores del ecosistema, que sustentado en modelos de innovación abierta han permitido generar un puente virtuoso entre desafíos de grandes empresas y soluciones tecnológicas de startups en procura de resolver total o parcialmente los desafíos planteados, sumando aspectos de adopción tecnológica y generación de valor a los clientes.

La innovación abierta, tal como lo indicó Henry Chesbrough es un motor que impulsa la colaboración entre empresas con una estrategia más allá de sus propios límites, incluyendo la mirada desde distintos ángulos y actores del ecosistema, mientras que las soluciones de startups y en particular los desafíos que las grandes empresas buscan resolver se vienen a transformar en el combustible dinámico y esencial que impulsa la innovación abierta.

Plantear un desafío correctamente, no es tarea fácil y muchas veces requiere desafiar paradigmas internos e involucrarse en hacer las cosas de una manera distinta, se requiere el compromiso de una estructura ágil y participativa al interior de las corporaciones y que exista un real convencimiento de ver a terceros como potenciales aliados. En este sentido, la corporación debe generar desafíos identificando claramente lo esencial de las causas que generan un problema, los aspectos relevantes de una oportunidad, y por cierto, el eventual impacto de destinar esfuerzos para abordarlo como una estrategia de innovación… SÍ, los desafíos a resolver deben estar alineados con los pilares estratégicos de la corporación, y garantizar un compromiso que busque realmente encontrar una solución por el simple hecho de reconocer el impacto a generar, y porque a su vez, se transforma en un proceso que se adopta como parte de la cultura de innovación de la empresa que permite descubrir tecnologías disruptivas incluso para desafíos aún no visualizados.

Desafiar con un desafío al ecosistema es un desafío en sí mismo, y requerirá de una capacidad organizacional que hace uso de una mirada holística para analizar los aspectos en torno a un problema u oportunidad de una manera global, identificando con claridad los elementos que deben ser abordados como imprescindible por las soluciones a buscar y su consecuente generación de valor.

El desafío de desafiar… identificando y definiendo claramente los desafíos debe llevarnos a buscar instalar capacidades corporativas con un tratamiento alineado con pilares estratégicos de la empresa, tal que facilite la colaboración de startups y otros actores que sean capaces de lograr una articulación virtuosa que logre una correcta definición del desafío y su entorno, … y hacer del desafío una experiencia virtuosa más allá del startup y la corporación, para el ecosistema.

Leave a comment